¿Qué es y cómo funciona una chimenea eléctrica?

Aunque parezca sencillo, las chimeneas eléctricas comprenden un sistema complejo con el desarrollo de tecnologías que busca sustituir a las chimeneas tradicionales. A la vez que suponen una amplia variedad de ventajas frente a estas. Son elementos tanto decorativos como funcionales capaces de complementar los espacios de la vivienda u oficina. Así que, si quieres saber más, aquí te explicamos qué es y cómo funciona una chimenea eléctrica.

¿Qué es una chimenea eléctrica?

Una chimenea eléctrica es un elemento decorativo que, al mismo tiempo, es funcional como calefactor de apoyo. En tal sentido, aporta la apariencia de la tradicional chimenea, pero con leña ardiente o carbón falso acompañados por la animación de flamas encendidas a partir del sistema de iluminación LED de bajo consumo.

Esto permite que la chimenea eléctrica pueda crear la ilusión de fuego realista como el que emiten las chimeneas convencionales a leña. De esta manera, proporcionan ambientes románticos y acogedores.

¿Cómo funciona?

Las chimeneas eléctricas cuentan con un sistema que genera calor y otro que crea la animación del fuego realista. No obstante, algunos modelos de chimeneas eléctricas son únicamente decorativas mientras que otros incorporan la función de calentar los espacios. Cabe destacar que cada sistema es autónomo.

En cuanto al efecto de llamas ardiendo, el encendido de las bombillas LED se da mediante un sistema que coordina la animación realista del fuego. En contraste con las chimeneas convencionales, el sistema de diversas chimeneas eléctricas permite elegir el color de las flamas y así permiten combinar la luz y el efecto con la decoración de la habitación.

Respecto al sistema de calefacción, las chimeneas eléctricas por lo general incorporan un sistema de convección dotado de ventiladores que se encargan de distribuir el aire caliente por toda la superficie de la habitación de manera uniforme. Este sistema se caracteriza por depender de una resistencia eléctrica que como máximo tiene una capacidad de potencia entre 1000W y 2000W.

¿Consumo medio, es rentable?

El sistema de simulación de flamas funciona con bombillas LED de bajo consumo energético. Por lo general, utilizan dos lámparas de 11W o, en su defecto, luces LED.

Sin embargo, el sistema de calefacción registra un consumo por hora elevado que depende de la superficie a caldear. Así, su nivel de consumo es similar al de un radiador eléctrico que posea una potencia similar.

Para determinar cuanta energía consume el calefactor de una chimenea eléctrica es necesario multiplicar el valor de la superficie a calentar por 100W. Así, por ejemplo, si la habitación a caldear tiene una superficie de 18 metros cuadrados es necesario que la chimenea eléctrica disponga de una potencia de 1800W.

Tipos de chimeneas eléctricas

Existen diversos tipos de chimeneas eléctricas en el mercado que varían en cuanto a diseño, posibilidades de ubicación o instalación y funcionalidad. En líneas generales, pueden clasificarse en chimeneas fijas y móviles. No obstante, para ser más detallados en cuanto a los tipos de chimeneas eléctricas podemos enumerar los siguientes:

Chimenea eléctrica móvil o portátil

Las chimeneas eléctricas portátiles se destacan por su ventaja de poder ser trasladadas de un sitio a otro sin ningún inconveniente. Además, son autónomas en su totalidad. Por lo general, suelen ser de capacidad de potencia baja, indicadas para caldear espacios reducidos o pequeñas habitaciones.

Algunos modelos de chimeneas eléctricas portátiles no incluyen calefactor. Sus dimensiones son, por lo general, pequeñas y ligeras. Es decir, no ocupan casi espacio. Algunos modelos más grandes pueden incorporar ruedas para facilitar su traslado de una habitación a otra y estas tienen más potencia de calefacción.

Chimenea eléctrica empotrable

Algunos modelos de chimeneas eléctricas empotrables tienen la cualidad de ser insertables. Pueden ser instaladas tanto en el espacio de una chimenea existente o en una obra nueva. Esta elección depende de los gustos particulares.

Además, los equipos encastados en pared, así como en muebles, por lo general son más costosas por disponer además de sistemas de termoventiladores y por su funcionamiento silencioso.

Chimenea eléctrica tipo estufa de pared con calefactor

Este tipo de chimenea eléctrica es indicada para su instalación en pared. Los diversos modelos existentes de este tipo pueden incluir kit de instalación. Además de decorar proporcionan la posibilidad de caldear las habitaciones.

Además de estos tipos de chimeneas eléctricas existen otros tales como las chimeneas eléctricas de pie con calefactor y la cesta eléctrica sin calefactor.

En cuanto a precios, son ampliamente variables dependiendo de las cualidades disponibles según el modelo y la marca. Algunas incluyen termostato ajustable, mando a control remoto u otras funcionalidades. Asimismo, el precio también depende de los acabados (tales como madera MDF, hierro fundido, acero, piedra, u otro material).

En cuanto a las características estéticas existe una gran variedad de tipos de chimeneas eléctricas. Existen tipos de chimeneas eléctricas insertables, sobre pared, en túnel, panorámicas, de esquina, parecidas a la tradicional estufa de pueblo, entre otras.

Diferencias entre chimenea eléctrica y chimenea de bioetanol

Sin duda, las chimeneas eléctricas son consideradas una alternativa viable a la chimenea de bioetanol. La principal diferencia que existe entre las chimeneas eléctricas y las de bioetanol es que las primeras no usan combustible. Esto supone una gran ventaja para las chimeneas eléctricas. Además, se pueden enumerar las siguientes características:

Apagado automático

Las chimeneas eléctricas cuentan con un termostato de apagado automático en caso de sobrecalentamiento. La chimenea de bioetanol no posee esta ventaja, por lo cual pueden suponer un riesgo de incendio.

Combustible

La chimenea eléctrica no necesita combustible. De hecho, si solo quieres disfrutar del ambiente acogedor que proporcionan las llamas puedes encenderlas, el consumo de energía en esta función es bajo.  En cambio, las chimeneas de bioetanol si necesitan combustible y esto supone un gasto más elevado.

Al respecto, con una chimenea eléctrica no será necesario comprar combustible y, por ende, no tendrás que transportarlo ni almacenarlo.

Capacidad de potencia

La potencia de las chimeneas eléctricas es limitada. Por ello, suelen ser utilizadas como elemento decorativo o como calefactor de apoyo, cuyo propósito sea mantener un poco más elevada la temperatura en las habitaciones. En este sentido, las chimeneas de bioetanol tienen la ventaja.