Tipos de Chimeneas eléctricas para tu hogar

Las chimeneas eléctricas son artefactos que sustituyen a las tradicionales chimeneas a leña. Esto implica que, además de ser elementos decorativos tienen la capacidad de caldear los espacios, lo cual resulta de gran utilidad en época de invierno. Dadas sus cualidades y tipos de chimeneas eléctricas para tu hogar disponibles en el mercado, aquí te ayudamos a decidir qué chimenea eléctrica puedes elegir según tus necesidades.

¿Cómo funcionan las chimeneas eléctricas?

Una de las mayores ventajas de las chimeneas eléctricas es su fácil utilización. Con solo enchufar a la toma de energía eléctrica, tocar el botón de encendido en el aparato o en el control remoto (si es el caso) es posible iniciar el funcionamiento de la chimenea.

La chimenea eléctrica proporciona la capacidad de utilizar por separado el modo de calefacción y el encendido exclusivo para el efecto llama. De esta manera, el usuario puede elegir y adaptar las preferencias de uso. Esta cualidad las convierte en una opción ideal para decorar las habitaciones incluso en temporadas de calor y verano.

Así, el funcionamiento de las chimeneas eléctricas es sencillo. Estas incorporan una resistencia eléctrica en el interior para el sistema de calefacción, cuya potencia máxima oscila entre 1800W a 2000W. Asimismo, el efecto de llama se produce a través de un rayo de luz intermitente efectuado por luces LED de bajo consumo.

Calefacción

Por lo general, la mayoría de chimeneas eléctricas posee un ventilador que distribuye el calor de forma homogénea en toda la habitación. Su sistema calefactor habitualmente dispone de dos potencias a ajustar (por lo general de 1000W o 2000W) que permite gestionar de manera más eficiente su consumo y lograr la temperatura ideal.

Las chimeneas eléctricas pueden calentar la habitación en pocos minutos a través del método de convección. Es decir, calientan el aire ambiental a través de su expulsión, elevación y expansión del mismo. También, es posible que otras chimeneas eléctricas efectúen la calefacción por radiación. En este sentido, se transfiere el calor de un objeto emisor a otro.

Efecto de llamas realista

No es necesario alimentar la chimenea eléctrica para avivar la llama. Con las chimeneas eléctricas podrás manipular con el control remoto el tamaño de la llama e incluso la intensidad de brillo y el color.

Tipos de Chimeneas Eléctricas

Existen varios tipos de chimeneas eléctricas entre las cuales se destacan las siguientes:

  • Chimeneas eléctricas murales o empotradas
  • Chimeneas eléctricas móviles o portátiles
  • Las Chimeneas eléctricas de pie
  • Chimeneas eléctricas tipo estufa de pared

De estos tipos de chimeneas eléctricas es posible encontrar modelos que incorporan o no el sistema de calefacción. Las más comunes incluyen el calefactor, por lo cual resultan doblemente beneficiosas, pues aportan un toque decorativo único y son funcionales en invierno.

Claves para elegir bien

Ya que has decidido por este tipo de calefacción eléctrica, debes tener en cuenta las ventajas que obtendrás con cada uno de los tipos existentes y cuáles mejor se adaptan a tus requerimientos. Decidir entre un modelo u otro depende mucho de los gustos y preferencias individuales.

Dada la importancia de elegir un buen artefacto, funcional y decorativo para tu hogar, aquí te enumeramos una serie de claves para elegir bien la chimenea eléctrica que más te convenga.

Fuego realista independiente de la calefacción

Existen modelos de alta gama de estufas eléctricas capaces de simular el fuego real. Estos tipos de estufas eléctricas, por lo general, tienen un consumo de 1800W con dos velocidades regulables que permiten ajustar el nivel de calor deseado según las condiciones de la habitación.

Con las estufas eléctricas, si no quieres calentar la habitación puedes elegir el modo luz. Así, con un nivel de consumo de 75W podrás disfrutar del efecto realista de fuego sin calefacción.

Chimenea similar a la convencional

Si lo que buscas es recrear un ambiente similar al que proporcionan las chimeneas tradicionales a leña, puedes elegir un modelo de chimenea eléctrica de suelo. Este tipo de chimeneas incorporan un mueble similar al revestimiento de las chimeneas tradicionales.

Así como las estufas, las chimeneas eléctricas de suelo también disponen de dos potencias ajustables y, si se quiere, permiten seleccionar solo el efecto llama.

Estilo más moderno y ahorro de espacio

Si lo que buscas es decorar tu espacio con un estilo moderno y promoviendo el ahorro de espacio te recomendamos elegir una chimenea para colgar, también denominadas chimeneas eléctricas de pared.

Al igual que los tipos antes mencionados, también posibilitan el uso independiente de luz y disponen de varias potencias ajustables. Algunos modelos incorporan piedras decorativas.

Ocupar el hueco en la pared

Si en tu hogar existe un hueco en la pared o tienes el revestimiento de la chimenea, puedes elegir una chimenea eléctrica insert. Este tipo de chimeneas eléctricas de cajón van empotradas en cualquiera de estos espacios mencionados.

Estas quedan totalmente incorporadas en el revestimiento existente o en el hueco de la pared, según sea el caso. La desventaja de este tipo de chimenea es que el calor sale únicamente por la parte superior, a través de unas rejillas que trae.

Consumo de energía

El consumo de energía de las chimeneas eléctricas depende de la capacidad de potencia que posean. La calefacción puede consumir 1500W, un nivel similar al de una plancha eléctrica, que corresponde a 1,5 Kw por hora. Esto depende del modelo y tipo de chimenea eléctrica pues algunos alcanzan una potencia de hasta 2000W.

En cuanto al sistema de efecto de llamas, son de bajo consumo por depender de luces LED. Este efecto puede consumir alrededor de 150W, similar al gasto de un bombillo, o incluso menos.

Conclusión, ventajas y desventajas.

En efecto, adquirir una chimenea eléctrica posee ventajas y desventajas. En resumen, sus desventajas se orientan en el consumo de energía por calefacción, su potencia de calefacción limitada y, en algunos modelos de baja gama, los efectos de llama realista poco logrados.

Por su parte, en cuanto a las ventajas de elegir una chimenea eléctrica están su capacidad decorativa, la posibilidad de calentar rápidamente los espacios y que no requieren combustibles ni generan residuos, humos ni malos olores.